Por: Pierina Grimaldi / @Vivehealthycom

Quedan pocos días para que comience este nuevo año escolar 2017 y son muchos los padres que se preguntan qué enviar a sus hijos de comer para la escuela. Usualmente se opta por el camino más fácil: comida altamente procesada o bien entregar dinero a los niños, quienes no saben tomar decisiones respecto a su alimentación y terminan consumiendo alimentos nada nutritivos.

Los productos como papas fritas, galletas, cereales azucarados, galletas, nuggets, salchichas, bebidas carbonatadas, jugos néctar y similares, son alimentos de alta densidad calórica, es decir, que en apenas una pequeña porción aportan muchas calorías y peor aún, estas calorías provienen principalmente de azúcares, carbohidratos refinados y grasas saturadas o trans predisponiéndolos a ser futuros obesos y a desarrollar enfermedades asociadas como la diabetes. Además, contienen una gran lista de aditivos como colorantes, saborizantes y preservantes que influyen en el comportamiento y concentración de los niños, es más, muchos de ellos están vinculados a la hiperactividad. ¿Has leído el listado de ingredientes de los snacks que le compras a tus hijos? Los invitamos a hacerlo y ver si pueden reconocer qué es lo que son.

Si quieres que tu hijo se concentre en el salón de clases, pueda hacer deportes sin cansarse, prevenir la obesidad y enfermedades asociadas y por sobre todo tener una buena salud en el futuro, entonces entrégale la alimentación adecuada para hacerlo, partiendo por el desayuno en casa, para que pueda comenzar bien el día. Los hábitos se forman en la infancia, y por supuesto el mejor ejemplo, es lo que ve en el hogar a diario.

¿Qué debería contener una lonchera saludable?

Nada más que alimentos de verdad; alimentos densos en nutrientes para que tus hijos puedan mantenerse activos durante la jornada, estar bien hidratados, bien nutridos, favorecer la concentración y así rendir bien en todas sus actividades.

Los siguientes grupos de alimentos no deberían faltar en su lonchera:

– Frutas: Son una excelente opción para el receso escolar y/o como postre en el almuerzo. Si son enteras aún mejor ya que incentiva a que conozcan los alimentos tal cual son, para que prueben distintas texturas, sabores y obtengan todos diferentes nutrientes que éstas aportan.

– Verduras: Otro esencial que no debe faltar en la ensalada del almuerzo y que también puedes incluir para el receso o recreo escolar.

– Proteínas y Cereales: Pescados, legumbres, pollo, pavo o huevo son buenas opciones de proteína para el almuerzo. También se pueden incluir como snack, por ejemplo, un huevo duro o un yogur sin azúcar. Si no consumen proteína de origen animal pueden reemplazar por leches vegetales, frutos secos, semillas y legumbres.

Prefiere acompañar la proteína del almuerzo con cereales altos en fibra y nutrientes como pasta integral, arroz integral o quinoa. Basta con una porción pequeña, recuerda que es un acompañamiento y no el fondo.

No te olvides de su hidratación

Prefiere agua sola, agua saborizada con trozos de frutas o verduras, agua de fruta cocida sin azúcar o alguna infusión fría de hierbas. Otra opción saludable para tus hijos son los lácteos y los néctar sin azúcar añadida.

Algunos ejemplos de lonchera saludable

Ejemplo 1

– Snacks: 1 banana pequeña + 1 puñado de maní y 1 yogur sin azúcar

– Almuerzo: Pescado horneado + pasta integral + ensalada con aceitunas

– Para tomar: agua de pera cocida con edulcorante

Ejemplo 2

– Snacks: 1 taza de uvas + 1 huevo duro

– Almuerzo: Lentejas con arroz + ensalada surtida con palta y nueces.

– Para tomar: agua con trocitos de arándanos y menta.

Para tener en cuenta…

– Si tu hijo está acostumbrado a las golosinas desde pequeño, pueden ser hábitos difíciles de cambiar de un momento a otro. Por eso si te pregunta, es necesario que le expliques calmadamente las razones por las cuales lleva alimentos saludables y no las golosinas. Dile que son alimentos que lo harán sano, fuerte e inteligente y que eso es comida, lo demás son golosinas que se deben consumir solo en alguna ocasión especial como un cumpleaños.

– Si es necesario puedes agregar otra fruta como postre después del almuerzo o un snack extra, si realiza actividades deportivas fuera de la jornada escolar.

– Cuando no alcances a cocinar, puedes reemplazar el almuerzo con un sándwich saludable de pan integral (o wrap), con atún o queso fresco, vegetales verdes, tomate y palta.

– Los tamaños de las porciones pueden variar de acuerdo a la edad de tu hijo. Asesórate por un profesional nutricionista que te indique qué cantidades debe comer de acuerdo a su edad y estado nutricional actual.

(Visited 731 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon