Espinacas

¿Recuerdan aquella caricatura de principios de siglo XX en la que un marinero comía una porción de espinacas cada vez que quería obtener mucha fuerza y luchar contra los villanos? Pues Popeye, súper héroe de la infancia de muchos, no estaba nada equivocado en cuanto a incluir un poco de espinacas en su rutina alimenticia. Por el contrario, estaba aportando no solo energía, sino muchos otros beneficios a su organismo. Si quieres saber cuáles son esas bondades, continúa leyendo.

1. Fuerza para tus músculos

La espinaca contiene muchos nutrientes que contribuyen con el desarrollo muscular, así como el fortalecimiento de los mismos. Sin embargo, lo más interesante es que al músculo al que quizás más ayudará es al corazón gracias a su función como antioxidante, por lo que cada vez que pienses en prevenir cualquier tipo de enfermedad cardiovascular, piensa en una rica crema de espinaca.

2. Es buena para la vista

El órgano de la visión también es de suma importancia, y con un poco de espinacas en tu rutina diaria seguro estarás al día con tu vista, dado el alto contenido de luteína y zeaxantina que se encuentran en la espinaca. Recuerda que son muchos los platos que puedes preparar con este alimento, no solo sopas o cremas. ¿Qué tal una rica tarta rellena de espinacas y el queso de tu preferencia?

3. Beneficia a tu piel

En anteriores artículos hemos escrito sobre los alimentos ricos en sustancias como betacaroteno y carotenoide, tipos de pigmentación que poseen amplios beneficios para la piel, no solo aportándole un lindo color, sino también protegiéndola de los rayos solares que puedan incidir negativamente en el organismo. Para que a partir de ahora no dejes de incluirlas en tu dieta, te informamos que las espinacas están llenas de betacaroteno que te nutrirá y mantendrá saludable. Prueba con un rico jugo de mango, pepino y espinaca; estamos seguros de que te encantará.

¡Feliz lunes!

 

(Visited 371 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon