Seguramente muchas veces habrás escuchado de los “cheat meals”, pero ¿conoces realmente su significado? Sigue leyendo y descubre de qué se trata este placer culposo que cobra vida en la rutina de todos los que llevan a cabo un régimen alimenticio más estricto.

Cheat meal o comida “trampa” es una comida libre que se tiene permitido ingerir en casos puntuales durante la semana, por lo general los más exigentes asignan este beneficio el fin de semana. Mientras que otros creen que un premio un día a la semana no cae mal.

Pero, lo que pocos saben es que, este tipo de comida tiene dentro de sus características algunos pros:

  1. Acelera el metabolismo: esto sucede porque introduces al cuerpo una comida inesperada y el organismo absorbe mejor los nutrientes para estar preparado y así, afrontar el resto de la semana con la dieta habitual.
  2. Beneficio psicológico: al momento de llevar adelante una dieta y entrenamiento riguroso, esta comida se transforma en la meta más esperada, siendo el premio al esfuerzo diario.
  3. Recarga los depósitos de glucógeno: al mantener una dieta hipocalórica por mucho tiempo, el cuerpo llega a un nivel de cansancio y pérdida de energía, por lo que estas comidas tramposas te ayudarán a recuperar energías en momentos claves de la semana.

Una recomendación que te damos es que mantengas siempre una dieta equilibrada, para que estos antojos y momentos de permiso en tus comidas, no afecten tu rutina diaria y sean un respiro dentro de tanto estrés y esfuerzo.

Hoy toma nota de un cheat meal o antojo irresistible. ¡Trufas, el placer culposo de muchos! Aprende a preparar de manera fácil 3 tipos de ellas:

Trufas de coco

Procesa galletas de vainilla, las mezclas con dulce de leche y las terminas con coco rallado. ¡Tendrás un dulce práctico, rápido y muy rico!

Trufas de galletas

Aprovecha las galletas que te han quedado en tu casa o las que se han roto. Procésalas sin importar su sabor y mézclalas con dulce de leche para darle forma y consistencia. Para terminar, puedes pasarlas por esas mismas galletas picadas para hacerlas más crocantes.

Trufas de chispas y crema de avellanas

Una idea deliciosa es procesar o picar las galletas de chocolate que más quieras y mezclarlas con crema de avellanas y chispas de chocolate. Luego, arma las bolitas con las palmas de tus manos y pásalas por granas o lluvia de chocolate. ¡Irresistibles!

(Visited 123 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon