¡Hagamos una torta de calabaza con espinaca! ¿Quienes se anotan en esta aventura culinaria? Es mucho más fácil de preparar de lo que crees, quédate con nosotros y prepara algo delicioso y nuevo para tu familia.

Se trata de un pastel salado a base de calabaza y espinacas que aparte de rico es muy nutritivo. Para la base nos valdremos de masa de hojaldre ya preparada, de este modo ahorraremos mucho tiempo en la preparación de la receta. ¡Seguro que tus hijos se toman encantados esta dosis de veduras!

Ingredientes

  • 400 g de calabaza
  • 400 g de harina
  • 400 g de espinacas
  • 1 pastilla de Avecrem Dún Legumbres Estofadas
  • 1 cebolla
  • 1 clara de huevo
  • 4 huevos
  • Un poco de queso rallado
  • Un poco de nuez moscada
  • Un chorrito de aceite

Pasos a seguir:

Paso 1
Pela la calabaza, quita las semillas y corta en dados. Cuece las espinacas. Pela y pica la cebolla y saltéala en el aceite. Escurre las espinacas, pícalas y saltéalas. Aparta. Añade la calabaza y deja cocer un poco, incorpora los huevos batidos y el queso, sazona con una pastilla de Avecrem Dúo Legumbres Estofadas desmenuzado.

Paso 2
Pon la harina en un cuenco y añade 70 ml de aceite, un pellizco de Avecrem caldo de Pollo desmenuzado y un vasito de agua. Trabaja hasta conseguir una pasta lisa. Divídela en dos porciones y estíralas en forma de círculo.

Paso 3
Engrasa un molde y fórralo con una parte de la masa. Añade el relleno y tapa con la otra parte de masa. Cierra los bordes y pinta la superficie con yema. Introduce en horno precalentado a 180º C durante una hora.

La calabaza es muy versátil: se puede saltear, estofar, hornear, hacer puré, cremas o incluso preparar pasteles dulces, así que, ¡sácale provecho!

(Visited 135 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon