Seis primeros meses de vida

En Nutrición Práctica y Saludable continuamos con una serie de artículos relacionados con todo lo referente a la alimentación en recién nacidos, así como consejos y recomendaciones para los primeros meses de vida de un bebé.

A pesar de haber tocado temas como los primeros alimentos que deben consumirse luego de lactancia materna, y cuáles son los hábitos alimenticios indispensables a incluir en el ritmo de vida del niño, ¿es obligatoria la lactancia materna en los primeros seis meses de vida o se puede combinar con algún otro alimento?

Nuestro especialista en Nutrición Clínica Pediátrica, Youssef Hanna Abrache Bou Daher, nos habló de esto y nos proporcionó la siguiente información:

La Organización Mundial de la Salud recomienda que la exclusividad de la lactancia materna se limite hasta los primeros seis meses de vida, es decir, el lactante menor debería alimentarse únicamente con leche materna (sin necesidad de agua o brebajes) desde que nace hasta que cumpla el sexto mes de edad. Sin embargo, a partir de este momento, se invita a comenzar la incorporación de los alimentos en conjunto con la lactancia materna.

Esto porque a partir de ese momento de vida se inicia un periodo de crecimiento rápido que demanda más calorías. Si la práctica de la lactancia materna es efectiva no es necesaria la indicación o combinación de la misma con ningún otro tipo de leche o de fórmula en ningún momento dentro de los dos primeros años de edad, salvo que no se puedan satisfacer los requerimientos nutricionales del bebé por: inconvenientes en la práctica de amamantamiento; que la madre tome la decisión de no continuar ofreciendo la lactancia por motivos personales, o que en dado caso esté contraindicada la ingesta de leche materna por la presencia de alguna patología específica en el lactante o en la madre.

Si en algún momento dentro de estos primeros veinticuatro meses de vida se interrumpe o se vulnera la práctica de la lactancia materna por cualquier motivo, se recomienda la asistencia y orientación del pediatra o del nutricionista infantil para que se pueda prescribir la fórmula láctea más apropiada según el caso. Sin embargo, no hay que olvidar que la leche materna es y será siempre la mejor opción como base de la alimentación del niño menor a dos años de edad.

Con este artículo culminamos esta serie de notas especializadas en Nutrición Pediátrica y que trataron de abarcar todo lo relacionado con los mejores y más aptos hábitos alimenticios durante los primeros seis meses de vida, así como para los meses siguientes a la lactancia materna. Queremos agradecer a nuestro especialista Youssef Hanna Abrache Bou Daher por toda la amplia información que nos brindó y nos aportó con cada una de las inquietudes que tuvimos.

 

 

 

 

(Visited 580 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon