Existen muchas personas que escogen no comer huevo frito por el aceite, pero la verdad es que a muchos se no hace irresistible no comer esta tradicional forma en donde la clara está doradita en los bordes y la yema se deshace al tocarla. Es por eso que hoy aprenderás una manera de cómo hacerlo pero sin remordimientos.

Todos sabemos ya que un huevo frito no es de las comidas más saludables que existen, ya que al cocerlos en aceite aumenta el contenido de grasa en 50%.  Aún así, el huevo es alto en proteínas, vitaminas y minerales esenciales. Y si eres de los que no puede resistirse al huevo “frito” como nosotros, hoy sabrás la manera de hacerlo, ¡pero con agua!

Ingredientes

  • Agua
  • Un huevo (preferentemente orgánico)

 

Preparación

  1. Pon una sartén antiadherente a fuego medio con un centímetro de agua.
  2. Rompe la cáscara del huevo y échalo en un plato.
  3. Cuando el agua comience a burbujerar, échale el huevo.
  4. Cubre la sartén con una tapa (no completamente; deja un pequeño espacio para que el vapor pueda escapar).
  5. Una vez que esté listo, saca el huevo con una paleta ¡y listo!


¡Delicioso y saludable! Una receta sencilla que le podrás enseñar a todos los integrantes de la casa para que lleven un estilo de vida más saludable sin sacrificar el sabor de uno de tus platos preferidos.

(Visited 80 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon