Vivimos en una era fit, en donde todos queremos lucir bien pero sobre todo lucir saludables. Lamentablemente hay quienes nos dicen que tenemos que comer solo algunos alimentos que no tienen sabor y seguir una dieta que nos deja muertos de hambre con el fin de eliminar la flacidez del vientre o bajar peso en general.

Lo que hay que entender es que iniciar un programa de dieta y entrenamiento que tiene como objetivo quemar grasa del vientre o la pérdida de peso general, tendrá que ser disciplinado y seguir el plan durante al menos un tiempo, pero nunca nunca dejar de comer o pasar hambre.

Por lo tanto, si alguna vez quieres empezar a reducir esa grasa corporal que te incomoda, es necesario comprender las claves para lograrlo.

Las mujeres tienen fisiológicamente más grasa que los hombres: el rango normal oscila entre 18 y 28%, mientras que para un hombre es entre un 8 y 20%.

Si tienes algunos kilos de más y quieres buscar una manera de reducirlos de manera natural, existen muchas opciones que puedes encontrar y sin gastar dinero. Sigue las siguientes claves:

Claves para reducir la grasa corporal

Conoce la relación entre las hormonas y el control del peso

Las hormonas son responsables de regular diversos procesos que ocurren en nuestro organismo. Entre ellos, se encuentran la regulación del apetito, el metabolismo y la distribución de la grasa en el cuerpo. El sistema endocrino está compuesto por una serie de glándulas que secretan hormonas en nuestro torrente sanguíneo. Un exceso o un déficit puede incidir sobre la obesidad.

Ten el cuerpo descansado 

Dormir ayuda a tu cuerpo a recuperarse, y a luchar contra la grasa, ya que dormir menos de siete u ocho horas cada noche, puede aumentar el apetito y ralentizar tu metabolismo, lo que hace que quemes menos calorías y retengas más grasa abdominal.

Establece una meta realista con objetivos semanales

Fíjate una meta específica que puedas llegar a realizar, pero no seas demasiado estricto contigo mismo y encuentra un equilibrio.

Realiza un entrenamiento por intervalos de alta intensidad

Pon en marcha tu metabolismo en un corto periodo de tiempo. Si puedes trata de alternar cardio con entrenamiento de resistencia.

Comienza con 5 minutos de ejercicio cardiovascular, como correr o bicicleta, y luego sigue con un circuito de pesas, sentadillas y lagartijas, llevando a cabo cada ejercicio durante ocho repeticiones. Este circuito completo puedes repetirlo 2 o 3 veces.

Los períodos de descanso que realizas entre los ejercicios, pueden ser modificados para crear un efecto quemagrasa. Al acortar el tiempo entre los ejercicios, podrás aumentar el metabolismo en reposo, al aumentar la intensidad de tu entrenamiento.

Aléjate de las bebidas con calorías

Las bebidas azucaradas y carbonatadas o refrescos te harán sentir más hambre, además contienen mucha azúcar.

Reemplaza los carbohidratos por proteínas y fibra

Es una de las maneras más fáciles y más rápida de poner en marcha la pérdida de peso. Reemplaza los alimentos como pasta, arroz y pan por frutas y verduras, que tienen menos calorías que los carbohidratos. Para librarte de esa grasa tan terca y empezar a desarrollar músculos, necesitas proteínas.

El cuerpo puede quemar proteínas para sobrevivir, pero prefiere los carbohidratos y las grasas; así que cuando lo alimentas principalmente de proteínas, se irá tras los carbohidratos y grasa que ya tienes guardados. 

Esta información que les estamos dando es muy genérica y puede que no se acople a todos los cuerpos, es por eso que lo más recomendado es que hagas una cita con tu nutricionista y hagas un plan de nutrición junto a el.

(Visited 132 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon