Es lo que se preguntan muchos deportistas cuando presentan los molestos síntomas de la gripe. Las opiniones se dividen. Algunos creen que el sudor ayuda a eliminar toxinas, otros consideran que practicar ejercicios con gripe solo empeora la enfermedad.

Todo depende de la intensidad

Cuando los síntomas de la gripe son muy intensos: fiebre, ojos rojos, estornudos frecuentes y escurrimiento nasal. No lo pienses. Lo mejor es quedarte en casa, tomar los medicamentos necesarios y regresar a la rutina cuando te sientas mejor. El mejor remedio contra la gripe es el descanso.

Si tienes molestias ligeras y te sientes con fuerza, puedes seguir con tu rutina, pero con una intensidad moderada. Una investigación sobre el tema realizada en 2010 por la Universidad de Chicago asegura que si la gripe es leve el ejercicio podría ayudar a mejorar los síntomas.

Algunos expertos recomiendan a los deportistas guiarse por “la regla del cuello”. Se pueden realizar ejercicios suaves, como nadar o caminar, si se presentan síntomas por encima del cuello: dolor de cabeza, tos esporádica y congestión nasal. Si los síntomas se ubican por debajo: tos severa y ronca, dolor de garganta, molestias abdominales, dolor en el pecho, náuseas o dolores musculares, lo mejor es tener paciencia y guardar reposo.

En caso de fiebre, lo más recomendable es evitar la práctica de actividad física.

¿Qué debes tomar en cuenta?

  • No hagas ritmos muy intensos.
  • Mantente bien hidratado (el agua favorece la producción de mucosidad necesaria para eliminar el virus o la bacteria).
  • Evita el mínimo enfriamiento al acabar el ejercicio. Abrígate.
  • Dúchate con agua caliente, reposa tu baño y no te expongas a la corriente de aire de inmediato.

¿Es peligroso entrenar con gripe?

Es bien sabido que la práctica del ejercicio con regularidad refuerza el sistema inmune, pero cuando superamos cierto nivel ocurre lo contrario. Los ejercicios físicos exigentes y de alta intensidad reducen la eficacia de nuestras defensas. Por ello, es común que los deportistas de alto rendimiento se enfermen antes de las competencias.

Un estudio elaborado en 1987 por el especialista David Nieman, en participantes del Maratón de Los Ángeles, reveló que la semana antes del evento, los corredores tenían una tasa de enfermedad siete veces superior a los no corredores.

El riesgo de quienes decidían participar con gripe empezaba a los 90 minutos de ejercicio intenso. ¿Qué peligro conlleva? Una gripe mal tratada puede derivar en pulmonía, así que lo mejor es escuchar a tu organismo y consultar con un especialista.

(Visited 40 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon