Las frutas son una fuente importante de vitaminas y minerales que se deben incorporar en la rutina alimentaria y deben ser ingeridas diariamente. Al menos dos porciones al día de frutas, le aportarán a tu organismo los nutrientes esenciales para su buen funcionamiento.

Por lo general tendemos a consumir frutas más comunes y que se consiguen con mayor facilidad como manzana, pera, melocotón, fresa, banana, sandía, uva, naranja, mandarina, piña o ananá y la lista se puede extender; pero existe otro grupo de frutas más exóticas o poco comunes en nuestra mesa. Tal es el caso de la parchita, maracuyá o pasiflora, que por años ha sido conocida por ser la fruta de la pasión, y que por tratarse de una fruta que se da tan solo en algunos países de América Latina, es dejada de lado. Sin embargo, contiene una serie de propiedades que enriquecen al cuerpo humano:

  • Contiene vitaminas A, C, minerales como potasio, fósforo y magnesio.
  • Ayuda a tener el cabello, la piel, la visión y el sistema inmunológico totalmente sanos.
  • Brinda un gran aporte en fibra.
  • Es un aliado importante para los regímenes dietéticos, ya que contiene un bajo aporte calórico y un alto porcentaje de agua en su composición.
  • Tiene flavonoides, que calman los nervios y relaja el organismo. Su infusión es un efectivo remedio casero para los nervios.
  • Ayuda a combatir el insomnio, la depresión, el estrés, la tiroides, la menopausia y el síndrome premenstrual.

Además, es una fruta cítrica con un particular aroma y sabor que la hacen ideal para jugos, postres e incluso algunas recetas saladas.

¿Qué te parece si hoy te damos una receta práctica donde puedas incorporarla y a la vez darte un gusto dulce? ¡Toma nota de este delicioso postre!

Flan de parchita o maracuyá

Ingredientes:recetas-de-postres-flan-de-kiwicha-record-720x340
  • 1 Taza de jugo de parchita o maracuyá.
  • 50 gramos de azúcar o edulcorante de tu preferencia.
  • 1 pizca de sal.
  • 3 huevos.
  • 1 yema de huevo.
  • Caramelo previamente cocinado (agua y azúcar).
Preparación:

1- Con un batidor de alambre bate los huevos y la yema.
2-En un recipiente aparte coloca el jugo de parchita o maracuyá.
3-Coloca a baño maría hasta que se disuelva el azúcar, revolviendo poco a poco.
4-Mezcla todos los ingredientes.
5-Pasa por un colador.

6- Sirve la mezcla en un molde acaramelado.

7- Coloca el molde en una bandeja de baño maría y lleva al horno a una temperatura de 180 ºC por 45 minutos o hasta que esté listo.

8- Sírvelo y disfrútalo frío.

¡Los antojos dulces también pueden ser exóticos!

(Visited 241 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon