sobrepeso

 La obesidad y el sobrepeso son condiciones que año tras año colocan en situación de riesgo a millones de personas en el mundo, pues son de las principales causas de enfermedades cardiovasculares y de la diabetes, entre otras dolencias que generan una actual tasa elevada de mortalidad registrada en muchos países del mundo y sin discriminación alguna.  ¿Quieres saber los datos y cifras más relevantes que arroja la Organización Mundial de la Salud con respecto a esto? Continúa leyendo.

Primero ¿qué es la obesidad?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la obesidad y el sobrepeso “se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud”. Esto se calcula a través del Índice de Masa Corporal (IMC) “dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2)”.

En los últimos años

  • En 2014, más de 1900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso; de los cuales, más de 600 millones eran obesos.
  • En 2014, el 39% de las personas adultas de 18 o más años tenían sobrepeso, y el 13% eran obesas.
  • En 2013, más de 42 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso.
  • La prevalencia mundial de la obesidad se ha multiplicado por más de dos entre 1980 y 2014.

Enfermedades provocadas por el sobrepeso y la obesidad

  • Enfermedades cardiovasculares (principalmente cardiopatía y accidente cerebrovascular), que en 2012 fueron la causa principal de defunción.
  • Diabetes.
  • Trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy discapacitante).
  • Algunos cánceres (del endometrio, la mama y el colon).

¿Se puede prevenir?

 Sí. La obesidad se puede prevenir, y desde muy temprana edad. Lo principal es educar a la población mundial para que apliquen un plan de alimentación nutritiva y saludable desde el lactante hasta la edad adulta, evitando la ingesta de alimentos hipercalóricos ricos en grasa, sal y azúcar, pero pobres en vitaminas, minerales y otros micronutrientes; además de promover la actividad física y el deporte. Para esto, la OMS recomienda:

  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • Realizar una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

Prevención = información y concientización

Cuanto más estemos informados sobre los valores nutricionales de los productos y alimentos que consumimos a diario, más fácil será prevenir la obesidad y mantenernos en el peso ideal. Nuestra salud empieza por nuestra alimentación, por lo que una vida llena de Nutrición Práctica y Saludable solo depende de nosotros.

(Visited 403 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon