En Nutrición Práctica y Saludable, así como en nuestras redes sociales, la buena alimentación en los niños es una de nuestras prioridades dentro de los temas y tópicos que queremos tratar. Por eso, queremos hablar de la alimentación en los niños que padecen diabetes, pues si bien esta es una población afectada en menor porcentaje en comparación con la de adultos, su supervisión y control no es menos importante.

¿Qué tanto cambia la rutina de un niño?

Para poder abarcar este tema, de nuevo consultamos a www.cocinasegura.com, a cargo de Mariángel Paolini, quien comenta en su artículo sobre la alimentación en niños diabéticos que la rutina alimenticia de un infante con esta condición no es del todo diferente a la que debería tener el resto.

Esto nos pareció muy interesante e importante para todos aquellos padres que se enfrentan a esta situación, por lo que a continuación les desglosamos algunos datos relevantes que allí encontramos y que pueden ser de mucha ayuda. ¡Tomen nota!

¡Importante! No ingerir…

A pesar de que el menú ideal para un niño con diabetes es bastante cercano al del resto: una mayor porción de vegetales (la mitad del plato), más una porción de carbohidratos complejos (un cuarto del plato), más una porción de proteína (el cuarto de porción del plato que nos queda), la especialista Mariángel Paolini le recomienda revisar los siguiente alimentos y evitarlos en la rutina diaria del niño:

  1. Azúcar de caña
  2. Azúcar refinado
  3. Melaza
  4. Agave
  5. Azúcar morena
  6. Jarabe de maíz

¿Y los lácteos y las frutas?

Esta es una pregunta muy frecuente, y más aún si se trata de población infantil. En este caso, lo más recomendado es no eliminar por completo tanto los lácteos como las frutas, pero sí controlar muy bien las cantidades de las porciones, ya que la lactosa (presente en la leche) y la fructosa (presente en las frutas) pertenecen al grupo de carbohidratos simples, conocidos también como azúcares, lo cuales sí comprometen un poco más al niño al momento de controlar enfermedades como la diabetes.

Por último…

Recuerda que cada niño y cada paciente es diferente, por lo cual, una vez que hayas leído este artículo e ingresado a consultar nuestra fuente, dirígete inmediatamente al consultorio de tu pediatra o nutricionista de confianza en caso de que tengas alguna duda o quieras un plan nutricional para controlar la diabetes o cualquier otra dolencia.

(Visited 160 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon