Migraña

Por Lic. Flavia Robetto

El 95% de las migrañas están relacionadas con un déficit enzimático. Se trata de la Diamino Oxidasa (DAO), enzima que se encuentra en el intestino delgado y metaboliza las aminas biológicas presentes en algunos alimentos. Normalmente, se metabolizan en el intestino y son eliminadas por la orina, pero las personas con un déficit de la enzima DAO no tienen la capacidad de hacerlo correctamente, y en vez de eliminarlas las acumulan en sangre y tejidos. La migraña puede ser una de las consecuencias de la reacción inmunológica del organismo frente al contacto con dichas sustancias, lo cual se relaciona con el efecto vasodilatador e inflamatorio de las arterias cerebrales.

Aun conociendo la estrecha asociación entre dieta y migraña, en la mayoría de los casos la dolencia no desaparece cuando se deja de tomar los alimentos más problemáticos, porque hay otros muchos factores que la desencadenan. Entre ellos, el estrés, la menstruación, el ayuno, el ejercicio físico, la falta de sueño o algunos medicamentos como los anticonceptivos. Pese a la multiplicidad de causas, se podría reducir la frecuencia o la intensidad de las crisis si se sigue una dieta preventiva. Para ello es necesario conocer cuáles son dichos alimentos.

Algunos alimentos, como el chocolate, el vino, la cerveza o las conservas de pescado, cuentan con una alta concentración de aminas biógenas como la histamina, la tiramina, la feniletilamina o la serotonina que desencadenan la crisis. Otros productos como el chocolate, el té o el café contienen compuestos fenólicos que anulan la acción de las enzimas DAO.

Ya en los años 30 se estableció que dos tercios de los de los pacientes experimentaban mejoras sustanciales si eliminaban de sus rutina los siguientes alimentos:

Aminas biogénicas

  1. Conservas de pescado (atún, sardinas, anchoas).
  2. Embutidos crudos curados (chorizo, salchicha, salame).
  3. Quesos maduros (Parmesano, Emmental, Gouda, Roquefort, Camembert).
  4. Hígado; carnes desecadas y/o ahumados.
  5. Vegetales fermentados (chucrut) y frescos (espinacas, berenjenas y tomates).
  6. Bebidas alcohólicas (vino tinto, blanco, espumoso y cerveza)
  7. Levadura de cerveza y alimentos que la contengan.

Aditivos

Glutamato monosódico y Aspartamo.

Compuestos fenólicos

  • Chocolate
  • Café

_____________________

¿Quieres saber cuáles son las principales recomendaciones relacionadas con tu dieta diaria para prevenir la migraña? Ingresa a Nutrición Práctica y Saludable el próximo miércoles cuando publicaremos la segunda parte de este post.

* Este artículo fue elaborado por la especialista Flavia Robetto, licenciada en Nutrición de la Universidad de Buenos Aires (U.B.A.) con Posgrado en Nutrición Ortomolecular – aval UNC. Especialista en Intolerancias Alimentarias – España y Docente Honoraria de la materia Interacción droga – alimento U.B.A.

 

(Visited 1.189 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon