Muchos habrán escuchado el dicho que reza “una manzana al día mantiene al médico lejos”; y es que esta fruta, al igual que otras, contiene una gran cantidad de vitaminas para tu organismo, que de ser ingerida a diario, se convertirá en una fuente importante de nutrientes. ¿Eres amante de las manzanas? Entonces sigue leyendo este artículo donde encontrarás varias razones que te harán amarlas aún más.

Verdes, rojas, amarillas, sea cual sea el color, en Nutrición Práctica y Saludable te decimos algunos de sus beneficios:

  • Hidrata y es diurética, gracias a su alto contenido de agua, que representa casi el 85% de su composición.
  • Regula la actividad intestinal, ya que contiene fibra soluble que ayuda a estimular los movimientos de las paredes del intestino, beneficiando la flora intestinal y mejorando los problemas de estreñimiento.
  • Contiene vitamina E, que actúa como antioxidante e interviene en la estabilidad de los glóbulos rojos.
  • Aumenta las capacidades cognitivas, debido a su aporte de azúcares que son beneficiosos para nuestro cerebro.

La manzana ha sido una fruta predilecta por muchos. Ha estado presente en ensaladas, jugos, postres y snacks saludables; convirtiéndola en una gran aliada para quienes buscan perder peso.

Hoy te daremos una receta deliciosa para que prepares en casa. ¡Anímate a hacerla y comprueba que lo dulce también puede ser práctico y saludable!

Manzanas rellenas con avena y frutos secos

Ingredientes:
  • 6 manzanas medianas.
  • 1 taza de hojuelas de avena.
  • 2 cucharadas de azúcar rubia o morena.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • Media cucharadita de clavo de olor molido.
  • 1 taza de frutos secos.
  • Mantequilla
Preparación:

1. Lava las manzanas y córtalas un poco más arriba de la mitad. Usa una cuchara o el mismo cuchillo para quitarles el corazón.

2. En un recipiente, mezcla la avena con el azúcar, la canela, el clavo de olor y los frutos secos.

3. Rellena las manzanas, ponlas en una bandeja con una cucharadita de mantequilla por encima y llévalas al horno hasta que estén tiernas. También puedes cocerlas en una olla a baño maría.

¡Listo, tendrás un postre para disfrutar en cualquier ocasión!

(Visited 337 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon