En la actualidad, es muy común que el ritmo de vida nos haga descuidar algunos hábitos fundamentales para mantener un estilo de vida óptimo. Sin embargo, es importante que vigiles cada uno de ellos y comiences a llevar una vida saludable 24/7.

Una dieta saludable, realizar ejercicio y descansar la horas adecuadas, son importantes para mantener una vida sana y activa. Escucha siempre tu cuerpo y trabaja en pro de su bienestar.

¡Aliméntate de manera saludable!

Incorpora a tu dieta, alimentos bajos en grasas y altos en nutrientes, porque los alimentos que ingieras afectarán a tu salud, peso, azúcar en la sangre y los niveles de colesterol. Opta por buscar una dieta equilibrada rica en frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos, semillas, y proteínas, los cuales tendrán un impacto positivo en tu organismo. Junto a esto, recuerda siempre hidratarte muy bien, bebiendo al menos dos litros de agua diarios, ya que el agua ayuda a controlar la presión sanguínea, regula  la temperatura corporal, transporta nutrientes y previene el estreñimiento.

Ejercítate regularmente

Es 100% recomendable que incluyas dentro de tus hábitos, rutinas sencillas de ejercicios que le permitan a tu cuerpo mantener la oxigenación y energía adecuada para su buen funcionamiento. No tienes que abusar del entrenamiento físico, con tan solo tener de 3 a 4 sesiones semanales de actividad, podrás mantenerte en forma y saludable.

Qué te parece si armas un plan donde te apuntes, durante el año, en clases de las siguientes actividades: yoga, pilates, zumba, spinning, saltar cuerda, trotar o caminar. ¡Tú eliges tu preferida!

Descansa adecuadamente

Los expertos recomiendan dormir un mínimo de 8 horas. Sin embargo, la mayoría de las veces las actividades diarias impiden completar como se debe este descanso. ¡Recuerda que no eres una máquina!

Dedica algunos días de la semana para poder descansar correctamente, ya que el cuerpo luego pasa factura en tu rendimiento, humor y principalmente en tu salud.

Dato Nutripráctico: unos minutos antes de dormir ingiere una taza de té o manzanilla para procurar un mejor descanso y una sensación de relajación.

Por otro lado, es muy importante que evites el estrés y cuides no solo del exterior, sino también del interior. Regálate un momento para meditar y mantener un equilibrio de cuerpo y mente.

¡Ten motivación y recuerda que eres el responsable para una vida saludable en todo momento!

(Visited 293 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon