Existen muchos mitos sobre los lácteos. Lo que debes tomar en cuenta es si puedes aprovechar sus beneficios o si es mejor eliminarlos totalmente de tu alimentación.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2012 realizó un estudio que confirma que pueden dejar de consumirse, pero se corre el riesgo de tener una carencia de vitaminas y minerales.

Solamente, ¡debes elegir bien! Existen muchos tipos de lácteos como leche, queso, crema y yogur. Todos tienen alto contenido de proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas y minerales; que son esenciales para una buena alimentación.

Algunos lácteos como el yogur aportan entre el 30% y el 43% de la ingestión recomendada de calcio. A su vez, también aporta un 33% de vitamina D.

Otra de las propiedades de los lácteos es que si se consumen bajos en grasa y ricos en probióticos ayuda a  perder peso fácilmente.

También disminuyen las posibilidades de padecer síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes tipo 2.

Debes tomar en cuenta que los que contienen probióticos son los mejores y que de todos los lácteos que existen el yogur es la mejor opción.

Al ser bajo en lactosa, rico en probióticos y calcio, protege las bacterias que se encuentran en el sistema digestivo y ayudan a mejorar la digestión. También, las proteínas que derivan de la leche y el yogur producen sensación de saciedad.

Desde Nutrición Práctica y Saludable te recomendamos  que no te dejes llevar por mitos que pueden influir en tu salud. También puedes agregar yogur de manera regular a tu dieta para sentirte más ligero y saludable con el paso del tiempo.

(Visited 123 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon