Si de frutas se trata, son muchas las que existen. Unas más exóticas que otras, pero todas en sus características guardan algo en común. ¡Son ideales para mantener una alimentación saludable! La papaya es una de ellas y desde Nutrición Práctica y Saludable te invitamos a incluirla en tu dieta.

Esta fruta es conocida y cultivada en muchas regiones de América Latina, destacándose por los beneficios que le aporta a nuestra salud, que van desde mejoras gástricas, hasta cicatrización de la piel.

El efecto medicinal de la papaya fue descubierto por los mayas, y desde entonces destaca por ser una fruta con una serie de propiedades muy importantes.

¿Sabías que una de sus características es su aporte antiinflamatorio? Es por eso que muchos expertos de la salud recomiendan ingerirla en los procesos postoperatorios, así como en pacientes con problemas gástricos, ya que su contenido en fibras permite reestablecer el buen funcionamiento intestinal. También se considera depurativa, permitiendo eliminar toxinas desde el colon, hasta los intestinos.

Sus nutrientes son muchos y entre ellos se encuentran las vitaminas del grupo A, B, C y D; además, contiene calcio, potasio y sodio.

Por otro lado, por su alto contenido en antioxidantes, la papaya es capaz de protegernos contra el cáncer o las enfermedades cardiovasculares. A su vez favorece y ayuda en la digestión, al contener enzimas que son parecidas a las que se encuentran en el estómago.

Dato Nutripráctico: Ingiere una porción de papaya en el desayuno, ya sea en trozos o en un delicioso batido. ¡Comenzarás el día con mucha energía y lleno de salud!

También la puedes preparar en postres. ¡Toma nota de este flan de papaya!

Ingredientes

  • 2 papayas grandes
  • 100 gramos de azúcar o algún edulcorante de tu preferencia
  • 2 sobres de grenetina o gelatina sin sabor
  • 200 ml de nata para montar
  • 1 taza de agua

Preparación

  1. Incorpora la grenetina o gelatina al agua para que se disuelva bien.
  2. Limpia y corta las papayas. Agrégalas a una batidora junto con la mezcla de grenetina anterior.
  3. En un bol aparte mezcla la nata y el azúcar o edulcorante. Luego agrégale la mezcla anterior con las papayas y mezcla bien.
  4. Agrega la mezcla en un molde de flan y lleva a refrigeración por al menos una noche antes de desmoldar.

¡Listo, podrás disfrutar de esta fruta también en postre!

(Visited 179 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon