La avena es uno de los cereales más completos que existe, de mayor consumo y por años ha acompañado el desayuno y meriendas de muchas personas, convirtiéndose en la base de la alimentación de varios hogares.

Dentro de su valor nutricional cuenta con importantes vitaminas y minerales, entre los que destacan: vitamina B1, B2 y vitamina E También contiene un valor alto de proteínas y minerales como zinc, calcio y magnesio.

Diferentes investigaciones y expertos recomiendan tomar avena en el desayuno, puesto que aporta nutrientes y, además, da sensación de saciedad durante algunas horas.

¡Desde Nutrición Práctica y Saludable te mencionamos algunos de sus beneficios!

  • Previene y alivia el estreñimiento: debido a su alto contenido en fibra soluble, facilita el tránsito intestinal, llegando incluso a mejorarlo.
  • Contribuye a controlar la diabetes: porque está compuesta de carbohidratos complejos, los cuales son capaces de proporcionarnos energía durante el día, pero con una lenta absorción que evita elevaciones bruscas de glucosa en la sangre.
  • Favorece la producción de tejido: gracias a su contenido en proteínas, ayuda y favorece la producción y el desarrollo de tejidos nuevos en nuestro cuerpo.
  • Controla el colesterol: gracias a su contenido en aminoácidos, es un cereal útil para personas con los niveles de colesterol alto, ya que ayuda a disminuir el colesterol LDL (colesterol malo).
¿Cómo incorporar la avena a tu rutina alimentaria?

Existen diferentes formas de hacer de la avena una aliada en tu dieta, agregándola a deliciosos smoothies, preparándola como un rico atol, mezclándola con otros cereales de tu preferencia o incorporándola como protagonista en tus desayunos con unas panquecas de avena y banana.

¡Aquí te dejamos la receta, para que comiences tu día con mucha energía!

Ingredientesbanana_on_pancake

  • 1 banana cortada en ruedas.
  • 1 huevo.
  • 1 taza de avena en hojuelas.
  • 4 cucharadas de leche líquida.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1 cucharadita de vainilla.

Preparación

Colocar todos los ingredientes en la licuadora y mezclar hasta integrarlos completamente. En un sartén caliente, coloca una pequeña porción de engrasante (margarina o aceite) y agrega la mezcla hasta formar un círculo. Deja cocinar unos minutos hasta obtener un color dorado. Con mucho cuidado, dale vuelta y cocina el otro lado de la panqueca. Finalmente, sírvela caliente y degústala con un poquito de margarina y queso; o si prefieres, solo con unos trozos de banana encima.

¡Práctico y nutritivo!

(Visited 400 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon