A grandes y chicos nos encantan este tipo de galletas que contienen una parte cremosa en el interior. Consumirlas regularmente no es saludable, por lo que en Nutrición Práctica y Saludable te enseñamos a hacer una versión casera que será más sana, con la que podrás darte un gusto cuando quieras.

Estas galletas son perfectas para llevar como snack o postre a la oficina, ya que las puedes almacenar en bolsitas plásticas con cierre o en envases plásticos.

Para preparar entre 10 y 12 galletas solamente necesitarás:

  • 120 gr de chocolate oscuro derretido
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1/2 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 taza de cacao en polvo
  • 1/2 cucharada de sal
  • 1/2 cucharada de polvo para hornear

Para el relleno:

  • Pulpa de 2 cocos pequeños o medianos, cortada en trozos
  • 2 cucharadas de coco rallado
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 2 cucharadas de Sirope de Agave
Preparación:
  1. Mezcla, en recipientes separados, los ingredientes líquidos y los secos para hacer las galletas. Luego, únelos y dale forma a la masa con las manos.
  2. Usando un cortante o alguna tapita circular que encuentres en tu casa, arma las galletas y colócalas en una bandeja para horno con papel antiadherente. Recuerda que cuanto más fina quede la masa, más crujiente será la galleta.
  3. Cocina en el horno por unos 15 minutos, aproximadamente, hasta que estén listas. Deja enfriar.
  4. Pon todos los ingredientes del relleno en una procesadora o licuadora hasta lograr una consistencia similar a la crema de la galleta oreo tradicional.
  5. Arma tus galletas con una cuchara o una manga: agrega  un poco de relleno sobre una de ellas, y coloca otra galleta por encima..

 

Disfrútalas y cuéntanos a través de nuestras redes sociales cómo te quedaron.

 

 

(Visited 367 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon