Leíste la palabra flacidez en el título de nuestra entrada y enseguida le diste clic ¿verdad? Seguramente llevas unos meses cuidándote y entrenando seguido pero no ves los resultados que quieres. Si afirmaste con la cabeza mientras leías estas primeras líneas ¡entonces este artículo es para ti!.

Una de las preguntas que nos hacemos con frecuencia cuando nos encontramos bajo el régimen de una buena alimentación y una rutina de ejercicios es: ¿Por qué si entreno tanto y me alimento bien sigo flácida? Bueno, la respuesta parece un poco obvia pero la verdad es que no lo es y esa sensación es frustrante, pero lo importante es mantenerse enfocada y saber que este no es un trabajo de un día para otro, tu cuerpo necesita tiempo, paciencia y disciplina.

Existen varias causas, sin embargo hay algo que debes entender: habrá flacidez, si tienes un alto porcentaje de grasa corporal. También habrá flacidez si no tienes un alto porcentaje de masa muscular. Sabiendo esta diferencia,  tu objetivo inicial debería ser bajar ese porcentaje de grasa corporal si presentas sobrepeso.

Lo sabemos, no hay nada más molesto que esa flacidez en nuestros brazos o en nuestra cintura. En ocasiones, nuestros cambios de peso actúan fomentando su aparición, perdemos grasa, pero la piel queda ligeramente descolgada y sin la tonacidad que antes teníamos, pero también, el paso del tiempo, una alimentación incorrecta, son factores que también la originan.

La masa muscular es esencial para no estar flácida. Acá te dejamos algunos métodos que debes aplicar para evitarla:

1) Si estás entrenando debes entender que tiene que existir un equilibrio entre las pesas y el cardio. Si te vas más hacia el cardio ¡CUIDADO! porque esto hará que quemes grasa pero no hará que la piel de adhiera al músculo por la misma ausencia del mismo

2) El entrenamiento con pesas debe ser intenso y pesado, debes exigirle a tu cuerpo y sobretodo a esas áreas que quieres tener bien firme. NOTA: ¡Si estás agarrando las mancuernas de colores no estás trabajando el músculo como debes!

3) Para aumentar el índice de masa muscular debes comer alrededor de un 20% más de lo que necesitas. En este punto te recomendamos buscar un especialista para que te ayude y te brinde la asesoría que necesitas para lograr tu objetivo.

Según los especialistas, una de las principales causas de la aparición de la flacidez es sin duda la mala alimentación. Tendemos en ocasiones a seguir un determinado tipo de dietas donde al bajar peso, lo que hacemos también es perder agua y, seguidamente, masa muscular. El peso perdido pues origina que muchas zonas de nuestro cuerpo como los brazos, glúteos, abdomen o muslos, aparezcan blandos por esta falta de agua y musculación, con lo cual, la piel que antes contenía también nuestra grasa, aparezca ahora flácida y caída.

¡Afronta la flacidez y gánale!

(Visited 117 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon