Por Pierina Grimaldi / @Vivehealthycom

Cada vez que vamos al supermercado encontramos más y nuevas variedades de productos, lo que ciertamente dificulta la compra al no saber cuál elegir. Algunos pueden ser poco saludables y no cubrir tus necesidades nutricionales, por eso es que en el siguiente artículo te enseñamos a interpretar el etiquetado nutricional de los alimentos, una valiosa herramienta que te ayudará a escoger los alimentos más saludables y cuidar tu salud.

Primero que todo ¿Qué es el etiquetado nutricional?

Cuando hablamos de etiquetado nutricional, no sólo nos referimos a la tabla nutricional, sino al conjunto de información que aparece en los envases de productos alimenticios y son cuatro los puntos donde tienes que poner atención:

  1. Tabla de información nutricional: aquí se muestra el detalle del contenido de energía, nutrientes y fibra del alimento. Hay distintas tablas dependiendo el país, pero en general debes fijarte en la columna derecha, donde aparece el aporte nutricional de 2 formas:

– Por porción de consumo habitual, donde detalla el aporte de una porción. Fíjate cuántas porciones trae el envase y consume sólo lo recomendado.

– Como porcentaje diario dentro de tu alimentación (%VD o Valor Diario), que representa el aporte nutricional de ese alimento dentro de la dieta de un adulto promedio (2000 kcal).

Si quieres cuidar tu salud es preferible que compres los alimentos que contienen más vitaminas, minerales, proteínas y fibras. Si tiene grasa, de preferencia que sea monoinsaturadas o poliisaturadas y rechaza aquellos que contienen mucha azúcar, sodio, grasas saturadas o grasas trans.

  1. Listado de ingredientes: aquí se detallan los compuestos que trae el producto ordenados de mayor a menor, por tanto, en un producto saludable no debería estar el azúcar, sal o grasas trans, ni saturadas entre sus primeros ingredientes.
  2. Mensajes saludables:busca frases que indiquen algún beneficio de ese alimento para la salud por ejemplo “la fibra dietética ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares”.
  3. Propiedades nutricionales: son mensajes que destacan de un nutriente. Busca los alimentos que son “bajo”, “liviano” o “reducido” en calorías, grasas, colesterol y sodio. Prefiere aquellos que dicen “alto”, “buena fuente” o “fortificado” en vitaminas, minerales o fibra.

¿Qué beneficios obtienes si aprendes a leer el etiquetado nutricional?

– Puedes conocer todos los ingredientes y aditivos que contiene el alimento.

– Puedes saber cuáles son sus características nutricionales.

– Te ayuda a seleccionar bien tus alimentos y mejorar tu alimentación.

– Te ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, hipertensión, cáncer, obesidad, entre otras.

Ahora ya tienes todas las herramientas para elegir mejor lo que vas a comer la próxima vez que vayas de compras y así mantener una despensa o alacena saludable en tu hogar.


¿Qué avances hay en el etiquetado nutricional en otros países?

En Chile, a partir del 2016 entró en vigencia una nueva ley que regula el etiquetado y rotulado de los alimentos con el fin de reducir las alarmantes cifras de obesidad en niños y adultos.

En las vitrinas de supermercados se encuentran alimentos rotulados con un octágono de color negro con la frase “ALTO EN CALORÍAS”, “ALTO EN AZÚCARES”, “ALTO EN GRASAS SATURADAS” o “ALTO EN SODIO”, si es que ese alimento sobrepasa los límites establecidos de nutrientes, por lo que los consumidores deben preferir alimentos que no tengan estos rótulos.

La ley además prohíbe que la publicidad de estos alimentos rotulados, que son poco saludables, sea dirigida a niños menores de 14 años y no se pueden vender dentro de escuelas. Además, se eliminó las caricaturas o personajes animados en estos alimentos que están rotulados y no pueden venir con regalos que incentiven su compra.

(Visited 249 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon