Correr supone enormes ventajas para quien lo practica con regularidad: un cuerpo mucho más atlético, mayor resistencia, mejora de las constantes cardiovasculares, incremento de la fuerza, agilidad y flexibilidad, entre otros.

Además, es una actividad física que no requiere de una gran inversión de dinero, en comparación con entrenar en un gimnasio; por ejemplo, solo necesitas uno que otro par de zapatillas y ropa ligera. Eso sí, como en cualquier otro deporte, debemos ser constantes e ir graduando poco a poco la intensidad. Si no estamos acostumbrados a correr, lo podemos alternar con paseos más o menos cortos.

Estudios recientes llevados a cabo por prestigiosas universidades en todo el mundo han ido más allá, demostrando que correr aporta al organismo una serie de beneficios sorprendentes, que hasta ahora no se asociaban con su práctica.

1) Ayuda a crecer el cartílago

Hasta hace poco se pensaba que correr era perjudicial para las rodillas porque desgastaba los cartílagos prematuramente por el roce. Sin embargo, un estudio realizado en Australia, en la Universidad Monash, concluyó en que aquellas personas que corrían regularmente incrementaban la producción de cartílago con respecto a quienes no; previniendo la tan temida artritis.

2) Corriendo, ¡oirás mejor!

La Universidad de Bellarmine analizó a un grupo de mujeres corredoras y descubrió que aquellas que practicaban jogging regularmente tenían un oído aproximadamente 8% más fino que las que no hacían ejercicio. Parece ser que la actividad física incrementa también la circulación sanguínea en el pabellón auditivo, preservando un oído más en forma y mejor.

3) Mejora la respuesta ante el dolor

La prestigiosa publicación American College of Sports & Medicine publicó un estudio realizado en Australia, entre un grupo de corredores y otro de gente que no lo hacía, obteniendo unos resultados sorprendentes. Los corredores tenían un umbral de dolor más elevado que aquellos que no corrían. La investigación se hizo sobre personas que corrían una media hora en días alternos. Para no desvirtuar el estudio, la muestra se hizo mediante la presión de un torniquete en el brazo, no en las piernas que podrían estar más acostumbradas al sufrimiento.

4) Alivia los dolores de cabeza

Esta vez fue una universidad europea, la de Gotemburgo, en Suecia, que encontró que quienes sufrían migrañas redujeron en gran medida esos episodios cuando se sometieron a una rutina de salir a correr cuarenta minutos, tres días por semana, durante tres meses.

5) Regenera el músculo

Aunque se pensaba que la masa muscular se iba reduciendo y perdiendo no solo calidad sino tamaño, a partir de una determinada edad. Esta teoría, parece haberla refutado la Universidad de Illinois, que demostró que el ejercicio, y más concretamente el correr, aceleraba el proceso mediante el cual las células del cuerpo generaban nuevo músculo. Así, correr puede estar asociado al retraso del proceso de degeneración muscular por el paso de la edad.

6) Relaja

La Universidad Metodista del Sur de Dallas reveló que existe una relación directa entre correr y la capacidad que puede tener una persona para relajarse más fácilmente. ¿Estás nervioso por alguna causa? Sal a correr, tolerarás mejor el estrés si practicas ejercicios de intensidad media-alta de forma regular.

7) Previene el cáncer

Un estudio llevado a cabo durante 17 años sobre 2.560 hombres de edad mediana concluyó en que aquellos hombres que eran más activos, porque practicaban ejercicio y corrían a diario, fueron los menos propensos a morir de algún tipo de cáncer, especialmente en lo que se refiere a cánceres intestinales o de pulmón. Cuanto más ejercicio hacían, mejores resultados se obtuvieron.

¡Un plus! Te hace más inteligente

De nuevo la Universidad de Illinois, muy activa en todo lo que tiene que ver con el estudio de cómo influye el ejercicio y más concretamente el running en el organismo, estuvo comparando la influencia que correr ejercía sobre el cerebro con otro tipo de estimulación mental. Sorprendentemente, hallaron que correr era el mayor estimulante para el cerebro. Fue de hecho, el único estímulo que incrementó de forma notoria las funciones cognitivas.

¿Comenzarás a correr? ¿Qué deberías tomar en cuenta?

000

(Visited 49 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon