Derechos del niño

Esta semana, en Nutrición Práctica y Saludable, estamos enfocados en difundir la mayor cantidad de información posible para que todos los niños de América Latina tengan la mejor calidad de vida, el marco de la celebración del Día Internacional de los Derechos del Niño este próximo viernes 20 de noviembre.

Buena alimentación: derecho fundamental

En esta oportunidad, queremos tocar un tema muy importante, y que nos interesa mucho a nosotros y a nuestra comunidad, como lo es el derecho de todos los niños a una alimentación completa y saludable que le brinde la mejor nutrición. Es por esto que a continuación te vamos a dejar una lista de los hábitos alimenticios más importantes que contribuyen con la buena alimentación, y que nos proporcionó uno de nuestros especialistas, el licenciado Youssef Hanna Abrache Bou Daher, especialista en Nutrición Clínica Pediátrica.

Buenos hábitos = nutrición saludable

El periodo de alimentación complementaria es clave para enseñar conductas y hábitos alimentarios saludables que puedan permanecer en el futuro del infante, es por ello que debemos buscar garantizar la instalación y la permanencia de un estilo de vida saludable en el niño.

¿Cómo?

  1. Estableciendo horarios fijos de comidas: cada 3 horas a partir del desayuno, cerrando con una merienda antes de dormir.
  2. Fomentando la alimentación variada, sin omitir ninguno de los alimentos presentes en los grupos básicos.
  3. Evitando, en lo posible, consumir alimentos en presencia de elementos distractores (T.V, computadora, celulares, etc.).
  4. Evitando incluir en la dieta del niño alimentos procesados, chucherías, café y azúcares
  5. Teniendo especial cuidado (dependiendo de la edad) con introducir los alimentos de consistencia grumosa y sólida.
  6. Limpiando las encías con una gasa después de cada comida, ya cuando los nuevos dientes aparezcan, los mismos deben ser cuidados y cepillados según la orientación del odontólogo infantil.
  7. A partir de los 8 meses el niño puede experimentar ingerir el alimento con los dedos y empezar a comer solo.
  8. La ingesta de agua es importante en una dieta saludable.
  9. El niño siempre debe estar vigilado por el adulto a la hora de comer.
  10. El niño debe estar sentado con los pies apoyados firmemente en su mesita especial.
  11. Después del año de edad, el niño(a) debe estar incorporado a la dieta familiar, es decir ingiriendo los mismos alimentos que los adultos.
  12. Comer en familia es vital, los cuidadores son el modelo a seguir inmediato del niño.
  13. Motivar la ingesta de juegos, así como la actividad física (sana distracción) acordes a cada momento de vida.
  14. Mantener el control de niños sanos con el pediatra.
  15. Vigilancia en la suplementación de vitaminas y minerales que el especialista considere prescribir según el caso.

 

(Visited 132 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon