La manzanilla es una de las variedades más populares de té en el mercado gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas. Entre los beneficios de esta planta medicinal encontramos que protege la piel, disminuye los niveles de estrés, regula el sueño y calma los cólicos menstruales. También mejora el sistema inmunológico, trata problemas gastrointestinales y reduce la hinchazón del vientre.

Derivado de la familia de plantas Asteraceae, las flores secas de la manzanilla se utilizan para diferentes remedios naturales y cataplasmas, así como su forma más popular: el té. Esta planta tiene otras variedades en el mundo, como la alemana y la romana, que tienen una concentración más fuerte de compuestos beneficiosos.

La manzanilla ha sido elogiada por sus beneficios para la salud. La presencia de flavonoides, sesquiterpenos y otros antioxidantes en este té tienen efectos significativos en el cuerpo. Si bien se consume comúnmente como bebida, también se puede aplicar tópicamente en ciertos casos. En Nutrición Práctica y Saludable te compartimos otros beneficios de esta increíble planta.

Beneficios de la manzanilla

  • Relajante muscular: La manzanilla tiene aceites volátiles antiinflamatorios como el alfa-bisabolol y otros flavonoides. Estos tienen propiedades dilatadoras para los vasos sanguíneos, por lo que reducen la inflamación al permitir que la sangre circule con más fluidez.
  • Previene el cáncer: Los flavonoides de la manzanilla ejercen una acción antioxidante que protege las células del cuerpo de los radicales libres responsables de enfermedades degenerativas.
  • Alivia el resfriado: La manzanilla es conocida por ser una de las plantas medicinales que actúa como un antihistamínico natural. De esta forma, puedes prevenir o tratar síntomas como estornudos y congestión nasal. Puedes aprovechar sus beneficios en forma de té o como aromaterapia.
  • Calma la ansiedad: Los efectos relajantes y sedantes de la manzanilla disminuyen los síntomas psicosomáticos. También, es un remedio natural contra el insomnio al consumirse en altas cantidades.
  • Ayuda con los problemas digestivos: Consumir la manzanilla en forma de infusión ayuda a distender el estómago luego de una comida pesada. Además, esta planta puede ser utilizada para combatir dolores de estómago, síndrome de colon irritable, diarrea y gases.
  • Cólicos menstruales: Un remedio muy común para aliviar los dolores menstruales es beber un té de manzanilla. Las propiedades antiinflamatorias y analgésicas de esta planta produce un efecto vasodilatador y calmante durante la menstruación.
(Visited 24 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon