Seguramente habrás escuchado que algunas personas sufren de esta condición, pero si no estás seguro de padecerla, desde Nutrición Práctica y Saludable te decimos cómo puedes descubrirlo rápidamente.

Cerca del 70% de la población del mundo sufre de intolerancia a la lactosa. La lactosa es un disacárido natural llamado “el azúcar de la leche”, que se descompone en dos azúcares simples gracias a la lactasa, que es una enzima que produce el intestino delgado. Si el intestino delgado no funciona adecuadamente puede producir menos lactasa, lo que hace que se haga muy difícil la digestión de la lactosa; la cual pasa al intestino grueso sin descomponerse, se fermenta y esto genera molestias.

La molestia más común en las personas que la padecen es dolor o malestar digestivo, pero aquí te enumeramos algunos síntomas frecuentes que también puedes sentir:

  • Pesadez o hinchazón.
  • Cólicos o espasmos.
  • Dolor abdominal.
  • Gases.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Problemas de la piel.
  • Náuseas.
  • Cansancio, nerviosismo, trastornos del sueño, entre otros.

No solamente la leche puede causarte estos malestares, pero si sufres de intolerancia a la lactosa, debes estar atento al consumir los siguientes alimentos:

  • Leche y lácteos derivados como quesos, yogures o postres.
  • Puré o sopas que lleven leche o cremas.
  • Productos de pastelería y repostería tradicional.
  • Mantequilla o margarina.
  • Licuados o batidos.
  • Helados.
  • Algunos cereales en caja.

Para diagnosticarla, debes visitar a tu médico. Él te hará una medición de la respuesta glucémica frente a la ingesta de estos alimentos. También pueden realizarse pruebas a través del aliento o un análisis de la materia fecal.

La intolerancia puede variar con el tiempo y en algunos casos es en la adultez cuando aparecen los síntomas.

Si ya sufres de esta condición, puedes beber leche deslactosada, leches vegetales o quesos no muy fermentados.

Con respecto al calcio, podrás sustituir la ingesta del mismo, incluyendo en tu dieta brócoli, espinaca, acelga, naranja, lentejas, tofu, frijoles, almendras, entre otros.

Tu cuerpo te dará todas las señales que necesitas para saber si eres intolerante a la lactosa o si sufres de otra condición. Por esta razón, debes estar atento y visitar al médico con regularidad.

(Visited 242 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon