La etiqueta de información nutricional nos dice lo que contienen los alimentos que consumimos. Nos ayuda a determinar si llevamos una dieta saludable y equilibrada. Cada producto envasado ​​o procesado debe tener este rótulo, que incluye un porcentaje del valor diario que aporta, dependiendo de cada porción.

  • Calorías
  • Grasa total
  • Grasas saturadas
  • Grasas trans
  • Colesterol
  • Sodio (sal)
  • Carbohidratos totales
  • Fibra dietética
  • Azúcares
  • Proteínas
  • Vitaminas y minerales

¿Qué debemos tomar en cuenta?

El tamaño de la porción es el primer dato que se indica en la etiqueta. Esta es la cantidad de alimento que generalmente se consume de una vez. El tamaño está en una medida básica del hogar, como piezas, tazas u onzas. Por ejemplo, una porción puede estar compuesta por siete papas fritas o una taza de cereal.

El tamaño de la porción es un factor importante en nuestra dieta. Debemos comparar la cantidad de alimentos que comemos normalmente con la porción indicada en la etiqueta. Comer porciones grandes puede llevar al aumento de peso. Mientras más grandes son las porciones, más calorías consumimos. Por ejemplo, la etiqueta puede detallar una porción de siete papas fritas. Si comemos 14 papas fritas, estaríamos consumiendo el doble de la cantidad de calorías y nutrientes.

La información nutricional también contiene una columna de porcentajes, llamada porcentaje del valor diario. En ella se compara la cantidad del nutriente que se encuentra en una porción del alimento con la cantidad del nutriente que se debe consumir en un día. Los porcentajes están basados en una dieta diaria de 2.000 calorías. En caso de consumir más de esta cantidad por día, debemos ajustar, en función de nuestra necesidad calórica, que dependerá del sexo, edad y nivel de actividad.

Una persona obtiene sus calorías diarias de lo que come y bebe, preferiblemente de los cinco grupos de alimentos básicos. Algunos ingredientes, como las grasas saturadas y trans, no son saludables, y solo debemos comerlos en pequeñas cantidades. Una porción con un 5 % o menos del valor diario tiene un contenido bajo. Una porción con 20 % o más del valor diario tiene un contenido alto.

De ahora en adelante, ¡a chequear esas etiquetas de información nutricional!

(Visited 33 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon