El bullying es una de las expresiones de agresividad más comunes entre los niños y adolescentes del mundo. En el acoso escolar, el abuso de poder exacerba las relaciones violentas y, en la mayoría de los casos, las víctimas no cuentan con el apoyo adecuado. Además, el bullying es asociado con un aumento significativo en las tasas de depresión y ansiedad en los jóvenes.

Aunque el bullying supone un desafío para los padres y los educadores y, muchas veces, parece que no puede hacerse nada al respecto. En el Día Internacional Antibullying queremos enseñarte a prevenir este tipo de comportamiento a través de una serie de actitudes preventivas que pueden aplicarse en las aulas de clase y en el hogar.

El bullying y la familia

La familia constituye uno de los principales pilares del ser humano. En este sentido, es en este grupo donde los niños y adolescentes aprenden a diferenciar lo que es correcto y lo que no tanto en el hogar como en las relaciones sociales de la vida cotidiana. Es en la familia donde se transmiten aspectos importantes para la socialización: valores, normas y comportamientos.

Los núcleos familiares donde prevalece la ausencia de reglas, poca supervisión y control, falta de comunicación, una dura disciplina y la presencia de peleas, influyen en la adquisición de conductas agresivas por parte de los hijos. Por ello, es importante que los padres establezcan una comunicación más cercana con sus hijos para prevenir que se conviertan en víctimas o victimarios.

El bullying y el entorno escolar

Las aulas de clase son el epicentro del bullying. Sin embargo, los maestros pueden tomar acciones como enseñar a los niños pautas de conducta que sean sanas. Es importante que los niños y adolescentes entiendan que ciertas acciones o comentarios pueden dañar a otras personas.

El tipo de disciplina que exista en las aulas y en la escuela es importante para construir una buena conducta. Los profesores deben supervisar la conducta de los niños para detectar algún caso de bullying. En el salón de clase deben implementarse actividades que puedan sensibilizar a los jòvenes, trabajar la inteligencia emocional, la cultura de clase y cómo detectar una situación de bullying.

(Visited 18 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon