Las mascotas son una excelente compañía, además de ser muy fácil relacionarnos con ellas afectivamente, también ocupan un espacio muy importante en nuestro hogar, hasta el punto de convertirse en parte de la familia. Diferentes estudios han comprobado incluso que mejoran nuestra calidad de vida, no solo emocionalmente, sino también físicamente.

Si aún desconoces los beneficios de tener una mascota en casa, a continuación, te damos varios motivos para animarte a adoptar.

1) Disminuyen el riesgo cardíaco

De acuerdo con un estudio de la Asociación Americana del Corazón, las mascotas pueden reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Esta investigación determinó que quienes pasean a su perro alcanzan un 54% más de los niveles de energía que se recomiendan para la rutina diaria. Gracias a este ejercicio, serás menos propenso a sufrir enfermedades cardiovasculares.

Si deseas mantener tu corazón sano y compartir con tu mascota, lo ideal es caminar juntos unos 150 minutos a la semana.

2) Reducen el estrés

Según expertos, tener una mascota y acariciarla frecuentemente contribuye a disminuir el estrés, la ansiedad y la depresión. Esto se debe a que estimulas la liberación de una hormona llamada oxitocina, que se relaciona con la vinculación emocional. Esta demostración afectiva favorece tanto al dueño como al animal.

Un equipo de la Universidad Commonwealth de Virginia (EE. UU.) midió las ondas cerebrales de distintos dueños de perros antes y después de pasar un rato con ellos. Descubrieron que tras interactuar con sus animales, las personas experimentaban un aumento en la frecuencia de las ondas asociadas con la relajación y una disminución en el nivel del cortisol, la hormona del estrés.

3) Mejoran el estado de ánimo

Diferentes encuestas concluyen en que las personas que tienen en casa un gato o un perro sienten menos tristeza. Al jugar con la mascota, las personas con depresión estimulan la producción de serotonina, un neurotransmisor asociado con la regulación de estados de ánimo, y la dopamina, responsable de las sensaciones plancenteras y de nuestra motivación y curiosidad por las cosas.

4) Fortalecen el sistema inmunológico

Los niños que crecen con perros a su alrededor son menos propensos a enfermarse. Un estudio finlandés comprobó en 2012 que los bebés que conviven con perros sufren un 30% menos de enfermedades respiratorias y un 50% menos de infecciones de oído. De hecho, cuanto más sale el perro de casa, menos enfermedades padecen. La hipótesis de los expertos es que, al estar más expuestos a la suciedad, los niños desarrollan un sistema inmunitario más fuerte.

5) Mejoran la esperanza de vida

Las personas que tienen mascotas en casa, en especial gatos y perros, tienen una vida más saludable, son más felices, tienden a estresarse menos y en general aumentan su expectativa de vida. Los animales brindan sensación de bienestar y este tipo de sensaciones mejoran la calidad de vida y pueden coadyuvar en su prolongación.

¡Un plus! Pueden ayudar a las personas con diabetes

Aunque suene un poco increíble, algunos perros podrían ayudar a las personas que padecen diabetes. Existen organizaciones como Dogs for Diabetics que se dedican a entrenar perros para que ayuden a pacientes diabéticos. Las personas con este padecimiento, en ocasiones, pueden tener una caída en el nivel de glucosa en la sangre que no pueden detectar a tiempo. Los perros si podrían detectar esta alteración química y avisarle a su dueño.

¿Qué esperas para tener un verdadero superhéroe en casa?

(Visited 47 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon