El agua es uno de los recursos naturales más importante de nuestro planeta, siendo el agua dulce el liquido vital sin el que los seres vivos no podemos existir. Es por esto que no puedes olvidar ahorrar todo el agua posible en la cocina, además de tomar constantemente, a lo largo del día, vasos de agua que te mantengan saludable.

¿Quieres saber cómo estar hidratado de manera divertida y nutritiva? Entonces revisas las tres opciones que te damos a continuación de aguas saborizadas hechas con las pieles de las frutas

1. Agua de piña con hierbabuena

Aguas con saborNo botes, ¡recicla! ha sido uno de nuestros lemas a lo largo de estos meses de #VidaRenovable a los que nos hemos sumado, y estas recetas son perfectas para aplicar este reto, pues en este caso solo necesitarás la piel de la piña, esa que desechas una vez que pelas y limpias esta fruta. Luego de esto, los pasos son los siguientes:

  1. Poner a hervir 1 litro de agua.
  2. Agregarle la piel de la piña al agua.
  3. Dejar que llegue de nuevo al punto de ebullición.
  4. Agregar el agua hervida a una jarra grande, junto con la piel de la piña y hojitas de hierbabuena.
  5. Llevar al refrigerador por toda la noche.
  6. Servir con mucho hielo y sin azúcar.

*En caso de querer endulzar el agua, entonces utiliza edulcorante preferiblemente.

2. Agua cítrica

ToronjaEsta es una de las aguas con sabor que más nos gusta en Nutrición Práctica y Saludable, porque combina sabores intensos, explosivos y refrescantes: ideal para la primavera y el verano. ¿Qué necesitas?

  • Agua con gas / soda (1 l)
  • La piel de una naranja
  • La piel de un limón
  • La piel de una toronja
Luego:
  1. Agrega el agua con gas, o soda, a un jarra grande.
  2. Suma las pieles de las frutas.
  3. Coloca hielo.
  4. Lleva al refrigerador por 2 horas.
  5. Sirve de nuevo con hielo.

3. Agua de manzana con canela

frutasEsta preparación se parece un poco a la primera. En este caso, solo necesitas poner a hervir en un litro de agua la piel y tallo de una o dos manzanas, más un poco de canela (puede ser en polvo o en rama). Una vez que esté un rato hirviendo, apagas el fuego, dejas reposar y llevas a la nevera por toda la noche. Al día siguiente puedes servir con mucho hielo.

#DatoNutriPráctico

Esta última agua saborizada la puedes también servir caliente como una infusión. Solo la dejas reposar y la sirves sin llevarla al refrigerador.

(Visited 3.135 times, 1 visits today)
Escrito por Nutripractico
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon